Gamarra, la joya de Inzaghi

15 de septiembre de 2014 04:00 AM

59 0

Gamarra, la joya de Inzaghi

Es boliviano, nació en Tarija y ya está en el Milan, club al que le costó llegar. Sudor, lágrimas, hubo de todo, pero hoy Sebastián es una realidad.

Sebastián Gamarra Ruiz, natural de Tarija, con 18 años a cuestas y hoy en el Milan de Italia, hizo noticia al ser considerado por el DT Filippo Inzaghi, para ser tomado en cuenta en la primera del “todo poderoso” italiano. Le hicieron notas de todos lados, Deporte Total, y últimamente Pasión Libertadores, el portal de la Conmebol, que retrata al joven talento boliviano, de cuerpo entero. Y, el joven jugador nacional, habló en torno a lo que le ha costado llegar al calcio italiano, y ni más ni menos que al Milan. Y, para condimentar la cosa, declaró que de Bolivia nadie le ha llamado, para conocer su situación, y que en Italia se siente querido.

¿Cuánto le costó a Sebastián llegar hasta donde está hoy? Un mundo, por lo que dice a Pasión Libertadores...

“Es que realmente muy poca gente conoce lo que me costó llegar a entrenar con la primera del Milan, todo muy lindo, pero he sufrido mucho”, comenta a modo de confesión Sebastián Gamarra, el joven de 18 años que se fue a los 11 de Bolivia con destino a Italia, y hoy logró ser convocado a los primeros entrenamientos del Milan que dirige Filippo Inzaghi, quien lo apodó “el Pirlo boliviano” ya que juega en la misma posición que el ídolo italiano y es dueño de una pegada exquisita. Familiero, amigo de sus amigos, anti playstation y más hincha del ping pong y el futbolin, “Sebitas” derrocha talento dentro del campo y sencillez fuera mientras espera un acercamiento por parte de la Selección Boliviana sub-20.

GAMARRA: Fue un sinfín de sacrificios que hoy celebro, pese a que falta cumplir el objetivo que es llegar a jugar en primera. Yo jugaba en la Academia Tahuichi en Bolivia y a los 10 años participé de un torneo en Brasil, ahí había empresarios del Brescia, club italiano, y resulta que tuve un gran torneo por lo que me propusieron ir. Hablaron con mis padres y decidimos aceptar el desafío en Brescia, que duró dos años y gracias a mis buenas actuaciones el Milan se fijó en mi. Fue así como caí en agosto de 2011 en este club tan grande.

PASIÓN: ¿Cómo es eso de que eres la “debilidad” de Inzaghi, DT de la primera?

GAMARRA: Bueno (se ríe) eso se comenta. Lo conozco a Filippo porque él dirigía las inferiores y me tuvo dos años con el agregado de que yo era una categoría más chico que la que conducía y sin embargo me hacía jugar con más grandes. Eso me hizo bien y por suerte le gusta mi juego y ahora me dio la oportunidad de entrenar con la primera y pude responderle con buenas actuaciones.

PASIÓN: De golpe te ves entrenando con la primera división ¿cómo fue tu primer día?

GAMARRA: Estaba impactado, me los quedaba mirando a todos detenidamente. Entrenar a ese nivel es muy exigente física y mentalmente, tienes que saber qué hacer siempre antes de que te llegue la pelota y digamos que respondí. Jugamos un amistoso contra la reserva y dí dos asistencias a Fernando Torres, para mí fue como hacer los goles, estaba feliz.

PASIÓN: ¿Es verdad que Nigel De Jong, que juega en tu puesto, te recibió “mal”?

GAMARRA: No es que me haya dado una mala bienvenida (se ríe), es que él es así, un poco seco y durante una práctica me metió una patada importante, quedé en el piso y en lugar de venir a ver cómo estaba me dice “Dale levántate, hay que jugar acá”, me quedé sorprendido.

PASIÓN: ¿Qué te dijo Inzaghi cuando te llamó a primera y cómo es eso del apodo que te puso en relación a Pirlo? ¿Por la pegada?

GAMARRA: Al conocerlo de antes en las inferiores no hubo mucha charla al principio, sólo un llamado para que me uniera al primer equipo. Pero cuando jugué para los titulares un amistoso contra la reserva me felicitó terminado el partido y me pidió que continuase por la misma senda, que lo estaba haciendo muy bien, ese día me salieron bien las cosas. Juego en la misma posición que Pirlo, e Inzaghi así me llamó alguna vez pero con el fin de que me motive más sabiendo que mi juego le recuerda al del crack italiano. La pegada es algo que practico fuera de los entrenamientos, de hecho cuando voy a Bolivia llamo al profesor Zapata, y me la paso entrenando tiros libres y cambios de frente.

GAMARRA: Consolidarme próximamente en primera división es uno de los prioritarios. Tengo muchos y gracias a Dios puedo decir que he cumplido con casi todo lo que me he propuesto, tengo una confianza ciega en mí y sé lo que debo hacer para conseguirlo.

GAMARRA: La verdad es que por el lado de Bolivia nunca nadie me ha llamado y por el lado de Italia sí se interesaron. El tema de nacionalizarme es un poco complicado ya que o me caso con una italiana o espero cuatros años más. Claro que uno tiene ese ideal de defender su tierra, su camiseta de donde nació, pero hubo más interés acá que de mi propio país por lo que la elección dependerá de varias cuestiones que deberían primero darse.

Fuente: eldiario.net

A la página de categoría

Loading...