Gobierno anuncia recortes para frenar déficit fiscal

14 de septiembre de 2014 04:00 AM

24 0

Gobierno anuncia recortes para frenar déficit fiscal

Expresidente del BCB Armando Méndez sostiene que hay “explosión del gasto fiscal” en el sector público, mientras que el analista Humberto Vacaflor, señala que existe “derroche” de recursos del Estado. El Gobierno habría destinado $us 100 millones para cubrir pasajes, viáticos, hoteles e incluso regalos en la cumbre del G-77 .

El gasto fiscal del Gobierno se incrementó este año en 16 por ciento, según estimó el expresidente del Banco Central de Bolivia, Armando Méndez Morales. Esta cifra surge de la comparación realizada por el economista sobre la expansión del gasto en las gestiones pasadas cuando registraba 11%. “De seguir este nivel de gasto el Gobierno tendrá un déficit fiscal”, sostuvo Méndez, cuando hace tres semanas el propio ministro de Economía, Luis Arce, anticipara que el Tesoro registrará un “pequeño déficit fiscal” al concluir la gestión. Durante el período enero a agosto las entidades recaudadoras del Estado elevaron sus ingresos en términos corrientes (sin inflación) en 14 y 8 por ciento, según informes oficiales de la Aduana y el SIN, respectivamente.

El ministro Arce atribuyó el previsible déficit fiscal a los gastos incurridos por el Gobierno en la realización de la cumbre presidencial G-77 y al Plan “Patujú” que aplica el Ejecutivo tras las inundaciones de principios de año en el noroeste del país. Ese plan de reconstrucción de las regiones afectadas por las graves inundaciones de principios de año contempla un financiamiento de $us 476 millones. El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, señaló que hasta el presente se ejecutaron Bs 120 millones de un fondo de Bs 150 millones en el marco del referido plan oficial. Por su parte, el analista Humberto Vacaflor dijo que el gasto del Gobierno llegó a $us 100 millones y calificó esta situación de “derroche” porque los gastos de la misma cumbre en 2011 costaron $us 10.000 cuando Argentina asumió la presidencia del foro. En un programa radial la candidata de UD, Ximena Costa, estimó este sábado que los gastos de la cumbre fueron de $us 75 millones.

Vacaflor señaló que el Gobierno destinó estos recursos del erario nacional para financiar los gastos en favor de 4.000 personas que asistieron a la cumbre presidencial de Santa Cruz a quienes pagó pasajes aéreos, hotel, viáticos, además les entregó costosos regalos. Arce hace más de tres semanas semanas advirtió que quienes ejecutaron los recursos destinados a la cumbre de Santa Cruz deberán rendir cuentas de los gastos, desde ese momento no hizo ninguna declaración. Esta semana el ministro Arce se negó a especificar la cifra de dichos gastos durante el programa radial “Café de la Mañana” de Fides e invitó a la prensa “a investigar este asunto” ante la incredulidad de los periodistas. Durante el G-77 realizado el 14 de junio pasado en la capital cruceña, el Gobierno entregó 140 joyas de alto valor a presidentes y cancilleres. A la cita asistieron 133 países.

Para remediar esta situación el ministro Arce instruyó la semana pasada a las entidades de recaudación fiscal intensificar su trabajo. Asimismo, sin entrar en mayores detalles, dijo que ante estos hechos la administración procede con recortes presupuestarios. Pero se desconoce qué entidades serán afectadas con la determinación oficial.

Méndez, conocido economista y docente universitario, explicó que el Gobierno gasta más que las recaudaciones del fisco. “Es una explosión de gasto fiscal que es insostenible”, dijo. Méndez sin embargo reconoció que el Gobierno asumirá un costo político muy alto al rechazar las demandas de los jubilados que pretenden un bono de Bs 3.000 y el segundo aguinaldo. El ministro denegó varias veces esos beneficios que demanda ese sector. La autoridad calificó los bloqueos de acciones “políticas”.

Méndez comentó también la coyuntura internacional y dijo que la poca demanda del mercado internacional y la reducción de la cotización de los minerales serían las causas para el declive de la bonanza económica del país que vivió en los últimos años. Bolivia habría pasado de ser en la región de los pocos países que tenía superávit fiscal a una situación deficitaria, lo que quiere decir que tiene ingresos menores sobre los gastos, manifestó.

Lea también: Claure quiere un estadio donde se sienta la presión

Fuente: eldiario.net

A la página de categoría

Loading...