El Gobierno convocó a los jubilados a una reunión el 14 de octubre para atender sus demandas. El sector rechazó la propuesta, pidió que el encuentro sea antes de las elecciones y dijo que mantendrá sus medidas de presión en demanda de un bono de Bs 3.000 y el segundo aguinaldo.

18 de septiembre de 2014 04:25 AM

14 0

El Gobierno convocó a los jubilados a una reunión el 14 de octubre para atender sus demandas. El sector rechazó la propuesta, pidió que el encuentro sea antes de las elecciones y dijo que mantendrá sus medidas de presión en demanda de un bono de Bs 3.000 y el segundo aguinaldo.

La reunión debía realizarse el 24 de octubre entre el presidente Evo Morales y la dirigencia del sector. Sin embargo, ayer el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, anunció que la cita se adelantará para el 14 de octubre y no antes de las elecciones generales, que se desarrollarán el 12 de ese mes. “La reunión del 24 se está adelantando, no será antes de las elecciones nacionales, lo volvemos a decir, pero se está adelantando”, insistió.

Tras este anuncio, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Trujillo, se dirigió hasta la población de Patacamaya, donde se encuentra la marcha de los jubilados, para exigir a los mismos un cuarto intermedio en sus medidas hasta antes del encuentro con Morales.

“Planteamos que se pueda entrar en un cuarto intermedio y la COB viabilizaría una reunión con el Gobierno con base en la demanda que ellos tienen y, por lo tanto, nosotros nos vamos a trasladar ya a donde están ellos”, dijo el dirigente antes de ir a Patacamaya. Por la tarde, tras un encuentro entre los jubilados con el dirigente cobista, los rentistas rechazaron la fecha del encuentro porque esperaban que la cita sea antes de los comicios.

El exsecretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) Daniel Flores, que acompañó al secretario ejecutivo de la Confederación de Jubilados y Rentistas de Bolivia, Irineo Rivera, en la reunión con Juan Carlos Trujillo, informó a La Razón que no aceptan la propuesta.

“O nos atienden antes de las elecciones o continuamos con nuestra movilización. Ha sido clara la posición de la asamblea, con esa posición ha retornado el señor Trujillo a la ciudad de La Paz para informar a las autoridades de Gobierno”, informó Flores. El exdirigente añadió que esperarán hasta las primeras horas de hoy la respuesta del Ejecutivo y tendrán otra asamblea para analizar medidas.

La marcha de los jubilados se inició el lunes desde la localidad de Konani y ayer llegó hasta Patacamaya. Sin embargo, el bloqueo de éstos en la avenida Mariscal Santa Cruz de la ciudad de La Paz comenzó hace dos semanas impidiendo el paso de vehículos, lo que provocó molestia en la población.

Respecto a los bloqueos en el centro de la ciudad de La Paz y a la marcha del sector, el viceministro Rada consideró que esas medidas son un “sacrificio” y no son necesarias porque el Gobierno está abierto a dialogar. Pidió a los dirigentes del sector que reflexionen y suspendan las protestas para no exponer a sus bases.

Datos del Gobierno indican que el aguinaldo a la Renta Dignidad llegará a 138.000 rentistas en todo el país y también a 700.000 que no reciben una pensión de jubilación.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, indicó ayer que no se pueden utilizar los recursos de la cooperación para atender la demanda de los jubilados porque éstos deben ser atendidos con recursos propios y es necesario que sean sostenibles.

La explicación fue realizada ante la consulta de si no se pensó en acudir a la cooperación para atender la demanda de los jubilados. “No, somos muy claros, los recursos de la cooperación, y estoy muy segura de que la cooperación comparte este principio, (ellos) tienen objetivos muy claros de desarrollo, tenemos una población vulnerable que atender. Entendemos que la población en estado pasivo y en retiro tiene (también) necesidades específicas, pero un punto central en estas políticas es que las podamos sostener con recursos propios”, aseguró. Complementó que los recursos de la cooperación cambian y también sus prioridades.

Para esta gestión, el Gobierno erogó $us 50 millones más para el sector de los jubilados. Estos recursos fueron destinados al incremento de pensiones y el pago del aguinaldo a la Renta Dignidad. Este monto es adicional a los $us 600 millones que el Estado consignó para la cancelación de rentas.

Así lo hizo conocer ayer el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, quien se refirió a la marcha que protagonizan los jubilados y a los bloqueos que llevan adelante en demanda de un bono de Bs 3.000 y el pago de un segundo aguinaldo.

Añadió que en estos días escuchó a los jubilados hablar de los recursos que el Ejecutivo destinó para realizar el G77+China y compararlos con $us 92 millones que pide el sector para cubrir sus demandas.

“Esos $us 50 millones (más) que hemos atendido a los jubilados que hoy están en su marcha rebasa totalmente el pago que se ha hecho por el G77 que, redondeando, serán $us 12 millones o $us 13 millones”, argumentó tras sustentar que el monto asignado a ese evento no se puede “equiparar” a lo solicitado por los jubilados.

El 25 de agosto, el ministro Arce advirtió que el pago de un bono y segundo aguinaldo a los jubilados del antiguo sistema del país demandaría un gasto estatal extra de $us 92 millones cada año, lo que pondría en riesgo la inversión pública destinada a la construcción de hospitales, carreteras, puentes, escuelas y proyectos.

El 27 de agosto, el presidente Evo Morales promulgó la Ley 562 que dispone el pago de un aguinaldo a los adultos mayores que reciben la Renta Dignidad. La Renta Dignidad, aprobada en noviembre de 2007, se entrega a todos los mayores de 60 años sean rentistas o no.

Lea también: Claure quiere un estadio donde se sienta la presión

Fuente: la-razon.com

A la página de categoría

Loading...